"Las multitudes siempre se alimentan de "epidemias psíquicas"."

Carl G. Jung

"Se me pregunta muchas veces sobre mi método psicoterapéutico o analítico. No puedo dar sobre esta cuestión una respuesta terminante. La terapéutica es en cada caso distinta. Si un médico me dice que "sigue" estrictamente tal o cual "método", dudo del efecto terapéutico. (...) La psicoterapia y los análisis son tan distintos como los mismos individuos."

Carl G. Jung

"Del mismo modo que mi alma, mi constitución psicológica, es diferente de la de Freud y de la de Jung, mi psicología será también diferente de la suya…De la misma forma que Jung nos muestra una manera de entrar en ese tipo de psicología, quedarse sólo con ese pensamiento es ser un junguiano, y eso, como él mismo dijo, sólo es posible para Jung”

James Hillman

"El conocimiento descansa no solo sobre la verdad sino también sobre el error"

Carl G. Jung

"El péndulo de la mente humana oscila entre el sentido y el sinsentido y no entre lo bueno y lo malo"

Carl G. Jung

"Es posible que el grito que surge del cuerpo abandonado, el grito que se expresa en un síntoma, sea el grito del alma que no encuentra otra manera de hacerse oír"

Marion Woodman

"El encuentro entre dos personalidades es como el contacto entre dos substancias químicas. Si hay alguna reacción, ambas serán transformadas."

Carl G. Jung

Rafael Azuaje

Especializado en Psicoterapia Analítica, Arteterapia, Análisis de Sueños, Imaginación Activa.

Psicoterapia de adolescentes y adultos de orientación Junguiana.

Candidato profesional de la Sociedad de Psicología Analítica de España. Realicé mi formación como Psicopedagogo en Venezuela, tierra donde nací y desarrollé parte de mi carrera profesional.

Siempre me he sentido muy cercano a la psicología o más bien al cuidado del alma. Me he analizado desde que tenía 25 años de edad, en un principio con analistas de corriente psicoanalítica, a esos analistas les tengo una gran estima y les estoy enormemente agradecido. El motor siempre ha sido la búsqueda de respuestas a mis conflictos internos y ser consciente de ¿Quién soy?...

Desde hace 8 años mi lugar de residencia es Madrid. La separación física con mi país y la exigencia de integrarme a una nueva cultura, propiciaron transitar una crisis personal. De ella salí fortalecido. Tuve la oportunidad de encontrarme con los escritos de C. G. Jung, desde aquel momento comencé un análisis junguiano y me embarqué en un nuevo proyecto de vida.

Contaba con los elementos necesarios, mi intuición y lo más importante la confianza que tengo a la relación terapéutica como elemento sanador. Ahora quiero ofrecer mis servicios como instrumento de cambio a todos aquellos que se encuentren interesados en transitar el camino de conocerse a sí mismo.

Miembro de la Sociedad Española de Psicología Analítica (SEPA)

Ver +

Miembro de la asociaciÓN DE Psicología Analítica COLOMBIA (ADEPAC)

Ver +

Psicoterápia junguiana

¿Por qué la gente busca psicoterapia o análisis?

Se pueden dar muchas razones, pero por lo general existe una motivación subyacente: la sensación de que no todo marcha bien en nuestra vida, que de alguna manera se ha perdido un significado o propósito más profundo. En muchos casos, esto va asociado a un sentimiento de culpa, como si uno mismo fuera responsable de la dificultad. A menudo los síntomas que se presentan son intentos abortados de encontrar el camino correcto, una serie de relaciones o matrimonios deshechos, un modelo recurrente de dificultades laborales o familiares, o sencillamente un abrumador sentimiento de que algo anda mal en la vida, que le faltan profundidad y metas importantes. Aunque la persona llega al analista con la esperanza apenas consciente de que no necesitará psicoterapia, otra parta de su personalidad reconoce que es necesario un cambio vital. En la entrevista o serie de entrevistas iniciales, esta necesidad debería hacerse más clara para la mente del analizando y del analista, aunque una formulación más definitiva deba esperar un período de prueba del análisis. Cuando el ser humano se siente mal busca ayuda, amigos, familia, escuelas esotéricas, adivinos, comunidades pseudo-religiosas que ofrecen otras alternativas de vida etc. Muchos de los pacientes que se acercan a la psicología analítica han hecho ese recorrido sin grandes resultados y con una gran carga de angustia y desvalorización de sí mismos.

Qué es el análisis junguiano

Es una forma de psicoterapia que encaja dentro de las terapias que promueven un cambio profundo, una transformación del individuo con una mejor conexión con la profundidad de sí mismo.

Se puede decir entonces que el análisis busca asistir al paciente en su proceso de individuación. En este proceso una de las tareas principales consiste en propiciar el encuentro nutritivo de la conciencia con el inconsciente. Al establecerse un canal de comunicación fluida entre la conciencia y el inconsciente se propician las condiciones para que el mecanismo auto-regulador compensatorio de la psique trabaje más eficientemente. El encuentro conciencia-inconsciente tiene dos aspectos: el dominio de los complejos personales y la asimilación de los aspectos instintivos y arquetípicos de la psique. Complementariamente a la elaboración racional de una situación problemática y a la atención al inconsciente personal, el trabajo del analista debe perseguir que la persona se relacione con sus propias fuentes de vitalidad y de significado simbólico.

El análisis incluye también en buena medida la atención a actitudes conscientes, a patrones de comportamiento, a estructuras y dinámicas psicológicas que podrían ser consideradas de menor importancia. El dinamismo hacia la totalidad se promueve también por la acumulación de pequeñas y aparentemente insignificantes modificaciones psicológicas o comportamentales.

Mientras que en otros tipos de aproximaciones terapéuticas es una convención formular objetivos del tratamiento y evaluar el progreso en relación a dichos objetivos, en el análisis típicamente jungiano es un proceso que van viviendo terapeuta y paciente y juntos deciden cuando finaliza, generalmente tiene que ver con el bienestar que el paciente comienza a sentir en su vida y la resolución de sus principales conflictos y limitaciones vitales. Algunos analizando reconocen una nueva fuente de vida.

¿Cuándo considerar iniciar un proceso de análisis?

¿Se siente triste, ansioso o deprimido?

¿Tiene dificultades en las relaciones interpersonales, familia, pareja, trabajo?

¿Está entrando en una nueva etapa de su vida y le preocupa cometer los mismos errores del pasado?

¿Siente que su vida ha perdido sentido?

¿Se siente atascado en las mismas viejas formas de comportamiento?

Es usted artista o escritor y se siente bloqueado?

¿Ha tenido un sueño que le preocupa, sueños lúcidos o repetitivos que quiere entender?

Mi práctica

Antes de hablar sobre mi práctica analítica, quiero hacer un breve comentario con relación al nombre del Centro. En la mitología griega Asclepio o Asclepios (en griego Ἀσκληπιός), Esculapio para los romanos, fue el dios de la Medicina y la curación, venerado en Grecia en varios santuarios. El más importante era el de Epidauro en el Peloponeso donde se desarrolló una verdadera escuela de medicina. Las ruinas arqueológicas del Santuario de Asclepio en Epidauro se encuentran en un pequeño valle, cerca de las ruinas del teatro del siglo II a. C. Este santuario llegó a ser el centro terapéutico más grande de la antigüedad y se desarrolló una verdadera escuela de medicina donde practicaban los asclepíadas o sucesores de Asclepio. El más famoso de estos médicos fue Hipócrates de quien se decía ser descendiente directo del dios. El conjunto de edificios del santuario comprendía salas de ejercicios físicos y estancias especiales para los enfermos. Éstos pasaban primero por ritos solemnes de purificación y después eran conducidos a un edificio especial llamado enkoimeterion (o pórtico de incubación) donde se le aparecía el dios durante el sueño y le indicaba el tratamiento a seguir. Se daban muchas curaciones pero sobre todo en los enfermos psicosomáticos los resultados eran impresionantes y favorables. El tratamiento no era gratuito pero las donaciones eran asequibles. Simbólicamente deseo que el Centro Epidauro, sea también un lugar de sanación que recibe y atiende a todos aquellos que necesiten contactar con su verdadera esencia.

Mi labor consiste en el acompañamiento y apoyo en las situaciones conflictivas y angustiosas. Apoyadas en el trabajo imaginativo simbólico, se trabaja con el análisis de los sueños e incorporo la parte plástica como elemento de creación para dar un cuerpo material a las emociones, conflictos e incertidumbres. El requisito indispensable es la disponibilidad y el deseo del paciente para trabajar esas imágenes. No es necesario “saber” dibujar o pintar, lo que se requiere es tener toda la amplitud y disponibilidad para un acercamiento a las emociones.

El aspecto plástico es elaborado por el paciente a través de la creación de: collages, dibujos, pintura, materiales reciclables, todos los elementos son validos para la creación y son escogidos por el paciente. Toda esta propuesta va dirigida en principio a cualquier persona que se sienten mal, se sienten atascadas. La psicoterapia puede ser por un período corto o de largo plazo.

“Siempre que en mi vida posterior quedaba algo atascado, pintaba un cuadro o esculpía una piedra, y ellos constituía un rite d’ entrée para las ideas y trabajos subsiguientes”.

Carl Gustav Jung Recuerdos

Sueños, pensamientos.

Contáctanos

Mensaje*

CENTRO Epidauro C/ de Sebastián Elcano, 21, 3º, 2º Madrid, España